Skip to content

Compromisos nacionales e internacionales

 National and international commitments 

Legislación ambiental y programas en México

Ley Federal del Mar

Esta ley de jurisdicción federal, establece toda la reglamentación aplicable en las zonas marinas que forman parte del territorio nacional y aquellas en las que México ejerce derechos de soberanía, jurisdicciones y otros derechos. Lo establecido en esta ley está en concordancia con lo establecido en la legislación internacional, específicamente la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Mar (CONVEMAR)

Zonas marinas mexicanas

Según se reconoce en el artículo 3ro de la Ley Federal del Mar, las zonas marinas mexicanas son: 

Mar Territorial, Aguas Marinas Interiores, Zona Contigua, Zona Económica Exclusiva, Plataforma Continental y las Plataformas Insulares.

 

Mar territorial

El Mar Territorial de México constituye la franja del mar adyacente a las costas nacionales, sean continentales o insulares, en la cual la Nación ejerce soberanía, incluyendo el lecho y subsuelo de ese mar, así como el espacio aéreo suprayacente. La anchura es de 12 millas náuticas (22,224 m), medidas a partir de la línea de base.

 

En la Ley Federal del Mar de México en los artículos del 23 al 33 se define y regula todo lo relacionado con el mar territorial. En esta zona las embarcaciones de todos los Estados, sean ribereños o sin litoral, gozan del derecho de paso inocente.

Aguas Marinas Interiores

Estas se reconocen en México, en la Ley Federal del Mar en los artículos del 34 al 41, como aquellas comprendidas entre las costas nacionales, tanto continentales como insulares, y el Mar Territorial mexicano. En esta región México ejerce soberanía, la cual además se extiende al espacio aéreo sobre las Aguas Marinas Interiores, al lecho y al subsuelo de esas aguas. Estas incluyen las regiones marinas comprendidas entre la costa y las líneas de base a partir de las cuales se mide el Mar Territorial en:

 

  • La parte norte del Golfo de California;
  • Las de las bahías internas;
  • Las de los puertos;
  • Las internas de los arrecifes; y
  • Las de las desembocaduras o deltas de los ríos, lagunas y estuarios comunicados permanente o intermitentemente con el mar.

Zona contigua

La Zona Contigua de México es una zona adyacente al mar territorial que se extiende hasta las 24 millas náuticas (44,448 m), contadas a partir de las líneas de base, de las cuales se mide la anchura del Mar Territorial.

En los artículos del 42 al 45 de la Ley Federal del Mar se especifica que en una zona contigua a su mar territorial, México podrá tomar las medidas de fiscalización necesarias para:

 

  • Prevenir las infracciones de sus leyes y reglamentos aduaneros, fiscales, de inmigración o sanitarios que se cometan en su territorio o en su mar territorial; 
  • Sancionar las infracciones de esas leyes y reglamentos cometidas en su territorio o en su mar territorial.

Zona Económica Exclusiva (ZEE)

La Zona Económica Exclusiva (ZEE) de México es un área situada más allá del mar territorial y adyacente a éste. Comprende la franja de mar que se mide desde el límite exterior del mar territorial hasta una distancia máxima de 200 millas náuticas (370.4 km) mar adentro, contadas a partir de la línea base desde la que se mide la anchura de éste. El límite interior de la ZEE coincide idénticamente con el límite exterior del Mar Territorial.

 

Todo lo relacionado con las definiciones y regulaciones de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) se abordan en los artículos del 46 al 56 de la Ley Federal del Mar mexicana. En la ZEE que no se extiende más allá de 200 millas marinas contadas desde las líneas de base el estado mexicano tiene:

 

  • Derechos de soberanía para los fines de exploración y explotación, conservación y administración de los recursos naturales, tanto vivos como no vivos, de las aguas suprayacentes al lecho y del lecho y el subsuelo del mar, y con respecto a otras actividades con miras a la exploración y explotación económicas de la zona, tal como la producción de energía derivada del agua, de las corrientes y de los vientos;
  • Jurisdicción, con arreglo a las disposiciones pertinentes dede la Ley, de su Reglamento y del derecho internacional, con respecto a: el establecimiento y la utilización de islas artificiales, instalaciones y estructuras; la investigación científica marina; y la protección y preservación del medio marino;
  • Otros derechos y deberes previstos en la Ley Federal del mar.

Política Nacional de Mares y Costas de México

Como resultado del trabajo de la Comisión Intersecretarial para el Manejo Sustentable de Mares y Costas se publicó en el DOF el 30 de noviembre del 2018 la Política Nacional de Mares y Costas de México (PNMCM). La PNMCM constituye el documento rector del manejo y conservación de la zona costera y marina de México y sus recursos.

 

En la PNMCM se establecen las principales consideraciones por las que se acordó expedir la PNMCM, destacando la importancia de México por su biodiversidad, asociada a una situación geográfica privilegiada con costas en los océanos Pacífico y Atlántico y a una gran extensión de 11,122 kilómetros de costas y de 3,149,920 kilómetros cuadrados de Mar Territorial y Zona Económica Exclusiva, así como una amplia plataforma continental y territorio insular. Además, se describe el estado actual y las tendencias de las zonas marinas y costeras de México en los ámbitos geográfico y de gestión.

 

Se caracterizan las tendencias demográficas, ambientales y económicas, destacando las actividades económicas más relevantes. Se presenta, además, el marco legal, institucional y de gobernanza. Después de un diagnóstico integrado se proponen los objetivos fundamentales y las estrategias para promover el Desarrollo Sustentable en mares y costas de México. Finalmente se proponen los instrumentos de regulación, normatividad, planeación, concertación, información, de fomento y financieros.

Foto: Rodrigo Friscione/CONABIO

Convenios internacionales para la conservación de la biodiversidad marina

Agenda 2030

La Agenda 2030 es el plan de acción global para poner fin a la pobreza y promover el Desarrollo Sostenible. Está compuesta por 17 objetivos, conocidos como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales están estructurados en cinco ejes estratégicos fundamentales: personas, prosperidad, planeta, paz y alianzas. Mediante el eje de acción a favor del planeta los gobiernos reconocieron la necesidad de implementar acciones urgentes en el contexto actual de cambio climático, para no comprometer las necesidades de las generaciones futuras. En este sentido se acordó proteger al planeta de la degradación ambiental, lograr un consumo y producción sostenibles, y administrar mejor los recursos naturales terrestres y marinos.

 

El mundo se enfrenta a importantes desafíos en los próximos diez años, para garantizar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluidos en la Agenda 2030. La situación ambiental global, agravada por los impactos sociales derivados de la incidencia de la pandemia de enfermedad por coronavirus (COVID-19), requiere la adopción de nuevos enfoques para avanzar en el cumplimiento de las metas de los 17 ODS. Entre los principales problemas a enfrentar están el clima cambiante, los conflictos por el uso de los recursos naturales, la pobreza, la desigualdad y la degradación ambiental. Los tomadores de decisiones deben guiar a las sociedades para lidiar con estos desafíos.

Convenio sobre diversidad biológica. Marco post-2020

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) es un tratado internacional jurídicamente vinculante con tres objetivos principales: la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos. Su objetivo general es promover medidas que conduzcan a un futuro sostenible

El CDB cubre la diversidad biológica a todos los niveles: ecosistemas, especies y recursos genéticos. También cubre la biotecnología a través del Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología. De hecho, cubre todos los posibles dominios que están directa o indirectamente relacionados con la diversidad biológica y su papel en el desarrollo, desde la ciencia, la política y la educación hasta la agricultura, los negocios, la cultura y mucho más.

El Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre el Marco Mundial de la Diversidad Biológica Posterior a 2020 (MMDBP2020), en el ámbito del Convenio de Diversidad Biológica, trabaja desde 2020 en la propuesta de plan de acción decenal. Este grupo de trabajo ha analizado los vínculos entre los objetivos, las metas de acción y el marco de seguimiento propuestos para el MMDBP2020 y los ODS. En este sentido se enfatizó en la necesidad de aprovechar sinergias con metas pertinentes de los ODS. A partir de estos resultados se incluyó como parte de la estrategia de 10 años del CBD la Meta 2: Proteger sitios de particular importancia para la diversidad biológica a través de áreas protegidas y otras medidas de conservación efectivas basadas en áreas, cubriendo para 2030 por lo menos un [60 %] de tales sitios y un mínimo de [30 %] de la superficie terrestre y marina con por lo menos un [10 %] sujeta a protección estricta.

Tras más de dos años de desarrollo, el Marco se perfeccionó a través de negociaciones virtuales en el verano de 2021 y fue presentado para su consideración en la decimoquinta reunión de la Conferencia de las Partes (COP-15) del 11 al 24 de octubre, en Kunmíng, China.

Foto: Valeria Mas/CONABIO

Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030)

Proclamado en 2017 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030) busca estimular la ciencia del océano y la generación de conocimientos para revertir el deterioro del estado del sistema oceánico y catalizar nuevas oportunidades para el desarrollo sostenible de este enorme ecosistema marino. 

 

La visión del Década de los Océano es “la ciencia que necesitamos para el océano que queremos”. 

 

El Decenio proporciona un marco para que los científicos y las partes interesadas de diversos sectores desarrollen el conocimiento científico y las asociaciones necesarias para acelerar y aprovechar los avances en la ciencia de los océanos, para lograr una mejor comprensión del sistema oceánico, y para ofrecer soluciones científicas para cumplir con la Agenda 2030. 

 

La Asamblea General de las Naciones Unidas encargó a la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la UNESCO la coordinación de los preparativos y la ejecución del Decenio.

Acciones del Decenio de los Océanos aprobadas – Conózcalas en (oceandecade.org)
EnglishFrenchGermanSpanish